CATEGORÍAS

¿Bikini o Bañador? ¿Cúal elijo? Damos respuesta a la pregunta del verano.

¿Bikini o bañador?  Una pregunta que surge verano tras verano, que enfrenta a detractores y defensores en ambos bandos tanto como la conocida controversia sobre tortilla de patata con o sin cebolla.

Pues bien, vamos a revisar algunos puntos útiles ¿para ver qué opción es la adecuada? pues no, eso lo dejamos para que tu escojas, solo tu conoces tus necesidades y gustos, nosotros vamos a centrarnos en sus cualidades y ventajas para que puedas valorar qué opciones prefieres. Vamos a abordar varios puntos que pueden ser interesantes antes de adquirir un nuevo bikini o bañador.

¿Bikini o Bañador? ¿Cúal elijo? Damos respuesta a la pregunta del verano.

Antes de lanzarnos a comprar un nuevo bikini o bañador vamos a ser ecológicos y realistas, busca tu ropa de baño de la pasada temporada y descarta directamente la que no esté en buenas condiciones, ese bikini que guardaste muy bien pero por algún motivo sus gomas se han alargado como el chicle, o el bañador perfecto por delante con un desgaste en las nalgas de sentarte al borde de la piscina… con el resto pruébatelo, pruébatelo, pruébatelo… 

Un motivo evidente es que de temporada en temporada es muy posible que tu cuerpo haya cambiado por diferentes motivos, adelgazado o cambiado de volumen por aumento de peso o la práctica de algún deporte, no es mi caso ni el haber adelgazado ni haber practicado deporte, no te doy más pistas… pero vamos a lo importante. 

¿Bikini o Bañador? ¿Cúal elijo? Damos respuesta a la pregunta del verano.

Es posible que en el caso de los bikinis tengas algún top que te vaya perfectamente y la braguita esté más desgastada, no hay problema hay muchas marcas que comercializan las prendas del bikini por separado y hoy en día es muy fácil poder encontrar una pieza que te quede bien para combinarla. Si tu top de bikini es estampado puedes combinarlo con una braguita en color liso en uno de los tonos del estampado o a la inversa, con un top en color liso puedes buscar una braguita en un estampado donde domine el color del top,  o simplemente jugar al contraste y buscar una pieza totalmente diferente, te quedará un conjunto perfecto y original, encontrar el mismo tono y tipo de tejido será misión imposible, aun siendo de la misma marca en cada temporada se utilizan nuevos tejidos, estampados y tonos diferentes.

En el caso de los bañadores hay poco que hacer, buscarles una segunda vida es más complicado y las prendas de baño tienen mal arreglo.

El bikini es la opción más escogida para las amantes del bronceado, nos permite mayor exposición al sol pero rompamos tabúes, no son sólo adecuados para cuerpos delgados y estilizados,  hay bikinis muy favorecedores con efecto control con un buen soporte en abdomen y pecho, con braguitas de distintas alturas para escoger y elegir el tipo que te haga sentir más cómoda. La baza del bronceado es siempre ganada por el bikini pero el bañador tiene reservadas para ti algunas sorpresas. Marcas como Leonisa, Docor, Ory o incluso algunos modelos de Ysabel Mora, están pensados para mujeres fantásticas que nos salimos de la media, bienvenidas las curvis,  mientras que marcas como Gisela tienen modelos en sus colecciones pensados quizás para chicas más jóvenes en general.

Muy en tendencia esta temporada están los bañadores combinados con transparencias en tul, bañadores que intentan aunar lo mejor de las dos prendas ofreciendo una silueta modelada y dejando visible parte de tu figura. 

Los bañadores de forma tradicional todavía se asocian a la práctica de deporte o recomendados para mujeres corpulentas o más mayores, otro tabú a desterrar. Los bañadores se han convertido en parte de nuestro vestuario veraniego, su uso como body combinado con faldas o pantalones es una tendencia que vino para quedarse, especialmente en las mujeres más jóvenes, los bañadores de Gisela son muy populares entre las instagramers combinados con moda casual para looks desenfadados y veraniegos.

 

Los bañadores ganan la baza para combinarlos y lucirlos como body en la fiesta en la piscina o comiendo en el chiringuito de la playa, ofrecen una imagen favorecedora y a la última combinados con una falda, pantalón o luciéndolos con un simple pareo.

¿Bikini o bañador? ¿en qué fijarse a la hora de elegir un traje de baño? ¿estampado o liso?¿por qué color decantarse?

Pues escoger entre bikini o un bañador es como escoger entre el tenedor y la cuchara, el tenedor seguramente te será más útil para comerte una ensalada pero para comerte la sopa quizás quizás una cuchara sería más adecuada, pues lo mismo. Para tomar el sol por la mañana un bikini puede ser la opción escogida y para salir a navegar por la tarde un bañador puede ser una mejor opción, durante tus días estivales hay un sin fin de combinaciones donde puedes escoger una u otra opción dependiendo del momento y necesidades.

Respecto al color liso o estampados tradicionalmente las mujeres de más edad o más corpulentas elegían bañadores en color liso con la idea de que estos estilizan más, pero no siempre es así, aunque el negro siempre es un caballo ganador los colores lisos, especialmente los colores claros lisos, destacan irregularidades imperfeciones o pliegues, mientras que si se sabe escoger un buen estampado o un estampado combinado con un color liso además de dar un aire más joven y actual pueden disimular o acentuar las partes que queremos.

Tanto a la hora de escoger un bikini o un bañador es importante valorar que es lo que necesitamos, para una buena sujeción, si tenemos un pecho voluminoso o queremos control en abdomen, elegiremos siempre prendas de baño con tejidos más regios y prendas forradas que nos brindan ese control y soporte que buscamos. Si buscamos un bañador moldeador los que tienen la espalda más alta son los que ofrecen un mayor control y modelación de la silueta. Para tallas donde no necesitamos este aporte extra podemos escoger modelos más sencillos pero siempre de calidad en sus tejidos para que el bikini o bañador conserve su elasticidad.

 

Los bañadores son prendas con las que acertarás siempre, sientan muy bien a todo tipo de cuerpos por ello es muy fácil acertar en su compra. Los bikinis requieren un poco más de atención, pero puedes poner en práctica las mismas preferencias que utilizas a la hora de comprar tu ropa interior. Si te van bien los sujetadores con unas cualidades determinadas puedes buscarlas también en tu top de baño, al igual que la elección de la braguita. 

Un tipo de bikini que nos gusta mucho son los modelos regulables, Docor tiene modelos donde la braguita es ajustable en los costados, lo que permite llevarla normal o reducirla levemente y sus tops con aros tipo sostén ofrecen una buena sujeción, con la ventaja que en el costado funcionan como tipo cortinilla, ideal para adaptarse a todos los pechos y usarlos más o menos escotados. Estos bikinis son muy cómodos con estampados alegres y su tejido es de secado rápido, lo que los envía al top ten de los bikinis. 

¿Por qué se me estropean mis bikinis y bañadores? ¿Cómo puedo alargar la vida útil de las prendas de baño?

El mayor problema que nos encontramos en las prendas de baño, bañadores y bikinis por igual, es que en ocasiones vemos que el tejido ha perdido su elasticidad, esto es debido a múltiples causas y no siempre está vinculado a la calidad del bikini, aunque lógicamente tejidos de mayor calidad son más resistentes y duraderos, las principales marcas de moda de baño utilizan tejidos de excelente calidad.

Si lo has comprado en el chino de la esquina o son prendas de marcas no especializadas en baño sus precios bajos lógicamente repercuten en la durabilidad de la prenda, especialmente en sus elásticos, pérdida de color y resistencia al roce.

Aunque los milagros existen hay que ser realistas, las prendas de baño están sometidas a un uso intensivo, en contacto con la sal o productos químicos de las piscinas y la abrasión sobre la arena o los bordes de la piscina, aún así hay unas recomendaciones que debes saber para alargar la vida útil de bikinis y bañadores.

¿Bikini o Bañador? ¿Cúal elijo? Damos respuesta a la pregunta del verano.

Uno de los principales enemigos de los bikinis y bañadores son los suavizantes, estos productos de lavado no son recomendables para este tipo de prendas puesto que hacen que pierdan su elasticidad.

El uso de secadoras, por supuesto, son el “hombre del saco” para las prendas de baño, los elásticos pierden sus cualidades y hasta pueden deformar la prenda.

El lavado de bikinis y bañadores es sencillo pero imprescindible hacerlo siempre después de su uso en playa o piscina, simplemente con un enjuague a mano con cualquier jabón neutro alargará notablemente la vida de la prenda. Puedes hacerlo incluso cuando te duchas simplemente con algo de jabón y un aclarado en agua dulce lo liberarán del cloro, la sal o restos de bronceador. Puedes utilizar la lavadora sin problema pero si le das un enjuague después de tu día de playa o piscina estará siempre perfecto y a punto para su uso, alargando notablemente sus cualidades.

El agua salada afecta a los tejidos pero el agua de las piscinas es la que más deteriora las prendas de baño, en algunos casos porque el agua no está bien regulada en muchos casos por un exceso de celo se abusa de la cantidad de cloro y otros componentes para la conservación del agua.

Una mención especial tienen  las piscinas caseras, pequeñas piscinas que montamos en el jardín o en la terraza  en las que mucha gente utiliza lejía o derivados para evitar que el agua se estropee sin una regulación correcta, si vas a casa de tu prima y te das un baño jugando con los críos mejor infórmate antes del tratamiento del agua, o puede ser que tu bañador recién estrenado sea otro al día siguiente.

¿Bikini o Bañador? ¿Cúal elijo? Damos respuesta a la pregunta del verano.

Una vez lavado tu bañador o bikini mejor tiéndelo a la sombra, y te preguntarás qué tontería si en la playa ya está al sol todo el día, pues si está al sol pero en la playa o piscina alternas ratos tomando el sol y ratos bañándote, durante la jornada de baño tu bañador está húmedo una buena parte del tiempo. Sin embargo cuando lo tiendes al sol no lo llevas puesto por lo que el tejido se seca rápidamente, si lo tiendes por la mañana y lo recoges al mediodía estará más seco que la mojama, mejor evitar esta sobre exposición.

Conclusión:

  1. El esfuerzo tiene recompensa, con unos sencillos cuidados alargas el buen estado de tus bañadores y bikinis.
  2. ”No pidas peras al olmo”, los tejidos de calidad tienen un coste muy superior a tejidos más sencillos, busca una buena relación calidad/precio para obtener prendas que no se deterioren rápidamente.
  3. Bikinis y bañadores son prendas complementarias que puedes combinar para diferentes actividades, ambas te van a favorecer sabiendo escoger los modelos que se adaptan a tu figura y te hacen sentir cómoda.
  4. Prioriza tu estilo a modas pasajeras o extravagantes que no tengan que ver contigo, puedes seguir las modas adaptándolas a tus necesidades.
  5. Atrévete a arriesgar, ya sabemos que el negro es un clásico que siempre da resultado, un refugio sin riesgo, pero la vida te ofrece colores maravillos, alegres, veraniegos y más optimistas para celebar la vida todos los días, “viva el color, viva la alegría”.

Esperamos que disfrutes de tus días de sol, en Corsetería Magda te ofrecemos una selección de bikinis y bañadores en primeras marcas para que encuentres esa prenda que te enamora. Amortiza todo lo invertido durante el año en tratamientos o cremas antiarrugas y no abuses del sol, cuídate y utiliza un buen protector solar para estar radiante este verano con tu nuevo bikini o bañador.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Quizás te interese...

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar